Leyes vehiculares y códigos

El Acta Vehicular de California de 1923 revisó el Acta de 1914 que había sido muy enmendada y proporcionó una estructura para las futuras regulaciones de los vehículos motorizados.

El Acta Vehicular de California de 1923 creó lo que luego se convirtió en la Patrulla de Caminos de California al autorizar al jefe de la División de Vehículos Motorizados a designar inspectores estatales y oficiales de tráfico para aplicar la ley.

Otros cambios hechos por el Acta Vehicular de California de 1923 incluyen:

  • Reemplazo del impopular impuesto sobre caballos de fuerza, que había sido introducido en 1913 como un sistema de tasación con el propósito de asignar cuotas, con una cuota fija de registro de $3, más cuotas por peso para los vehículos comerciales; y
  • Promulgación del impuesto sobre la gasolina original, que era de dos centavos por galón y lo destinó al uso de los condados y las carreteras estatales.

En 1929, la División de Vehículos Motorizados se transfirió al Departamento de Obras Públicas. Al mismo tiempo, la Patrulla de Caminos de California se estableció bajo la División de Implementación de la Ley.

Un Departamento de Vehículos Motorizados independiente se estableció nuevamente en 1931. El DMV conserva esta categoría.

El Código de Vehículos de California, como se vino a conocer el Acta de Vehículos de California cuando se codificó en 1935, reemplazó a las ordenanzas locales y del condado.

Frecuentemente, estas ordenanzas causaban que los automovilistas fueran arrestados y multados por infracciones de las leyes de tránsito al cruzar los límites del condado.

El nuevo código proporcionó la estructura para adicionar y enmendar las leyes de los vehículos de California por más de 20 años. En 1955, el cuerpo legislativo designó una comisión para determinar si era necesaria otra codificación. Esto ocurrió en 1959.