Senior Banner

Funciones cognitivas

La función cognitiva se refiere a la capacidad de procesar la información entrante. La cognición es el conocimiento del entorno empleando la percepción, el razonamiento, el juicio, la intuición y la memoria. Cualquier deterioro cognitivo afecta de manera negativa la capacidad de conducir de forma segura.

¿Cómo afecta el deterioro cognitivo a los conductores mayores?

La demencia es uno de los trastornos cognitivos más graves en la población más vieja. Con frecuencia, la demencia no se reconoce y no se documenta. Desafortunadamente, algunas veces la demencia progresa más allá de la etapa en la cual el tratamiento temprano podría haber retardado los efectos de la enfermedad. Las personas mayores que sufren de demencia presentan un significativo desafío a la seguridad en la conducción, y las personas con demencia progresiva pierden finalmente su capacidad para conducir de manera segura.

A diferencia de los conductores mayores con deterioro de la función motriz o de la visión, que tienden ellos mismos a evitar conducir su vehículo, los conductores mayores con demencia siguen conduciendo incluso si no es seguro para ellos que lo hagan. A menudo depende de los miembros de la familia y de los proveedores de cuidado que impidan que el conductor mayor siga conduciendo y proporcionen opciones de transporte alternas para ellos.

¿Cuáles son algunas de las causas del deterioro cognitivo?

Las siguientes enfermedades son algunas de las causas del deterioro cognitivo de una persona:

  • Demencia (mal de Alzheimer y otras demencias)
  • Tumores cerebrales
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Parkinson
  • Trastorno de convulsión (enfermedad con lapsos de conciencia)
  • Trastornos del sueño (narcolepsia, apnea del sueño: lapso de enfermedad de la conciencia)
  • Derrame cerebral
  • Vértigo

Lo importante a tener en cuenta acerca de muchos deterioros cognitivos es que la mayoría son progresivos. El diagnóstico temprano y el tratamiento son vitales para garantizar que la persona podrá conducir hasta la mayor edad posible. Siempre que la enfermedad permanezca leve, la persona debería poder seguir conduciendo. No obstante, una vez que la enfermedad alcanza etapas moderadas o graves, es demasiado peligroso que la persona siga conduciendo.

¿Qué medidas toma el DMV con respecto al deterioro cognitivo?

Si lo han remitido al DMV o se la ha diagnosticado un deterioro cognitivo leve, se le programará un nuevo examen de seguridad en la conducción. Este nuevo examen es realizado en persona por un funcionario examinador del DMV.

A usted se le exigirá que presente un examen escrito y también se le puede exigir que se someta a un examen de la visión. Si pasa el examen escrito y el funcionario examinador determina que es apropiado que presente un examen de conducción complementario, se le permitirá que siga conduciendo, pero se le programará otra reevaluación dentro de 6 a 12 meses para reevaluar sus capacidades de conducción.

¿Qué medidas se pueden tomar después del nuevo examen?

Después de presentar el nuevo examen, el funcionario examinador del DMV puede:

  • Determinar que no existe ninguna enfermedad que haga que usted conduzca de manera insegura.
  • Volver a examinar su capacidad de conducir en una fecha futura.
  • Decirle que debe cumplir con su régimen médico e informar sobre cualquier cambio al DMV.
  • Decirle que debe enviar informes médicos anuales al DMV en fechas específicas.
  • Emitir una licencia de conducción de plazo limitado. Esta clase de licencias es la que se emite por un plazo más corto que las licencias corrientes. Se requiere que usted regrese al DMV para que le hagan evaluaciones o exámenes con más frecuencia.
  • Restringir su privilegio de conducción.
  • Suspender o revocar su privilegio de conducción.