Senior Banner

Su salud

Prólogo

A medida que envejecemos, cambiamos tanto física y mentalmente. Dichos cambios pueden afectar nuestras habilidades para manejar y sí en verdad las afectan. El envejecer no nos hace automáticamente conductores deficientes. Muchas personas siguen siendo conductores seguros hasta sus años dorados.

  • A medida que se envejece, las articulaciones (coyunturas) se pueden volver rígidas y los músculos se pueden debilitar. Se vuelve más difícil girar la cabeza para mirar sobre el hombro, girar rápidamente el volante o pisar los frenos.
  • La visión y la audición cambian con la edad. Los ojos de las personas de edad avanzada necesitan más luz para ver. El brillo del sol, las luces delanteras de los carros que vienen por el  carril contrario u otras luces de las calles pueden incomodar a medida que se envejece.
  • El proceso de envejecimiento puede enlentecer los reflejos y acortar el período de atención. Es posible que sea vuelva más difícil concentrarse en dos cosas a la vez. Las enfermedades tales como la enfermedad de Alzheimer afectan el pensamiento y la conducta.
Puesto que el cuerpo cambia, es posible tomar medicamentos, vitaminas y suplementos para mantener la salud y la conservarse activo. Los medicamentos, ya sean los prescritos por el médico o los de venta libre, pueden afectar la capacidad de manejar de manera segura.

Funciones físicas
Funciones de la visión
Funciones cognitivas
Medicaciones