Visor de contenido web

Acciones
Cargando...

Manual del automovilista - Lidiar con emergencias

Acciones
Cargando...

Manual del automovilista - Lidiar con emergencias

Consejos mecánicos

Derrapes en superficies resbaladizas

Un camino que normalmente es seguro puede volverse peligroso cuando esté resbaladizo. El hielo y la nieve acumulados en el camino pueden causar que el vehículo derrape, especialmente si va manejando demasiado rápido o cuesta abajo. Si empieza a derrapar:

  • Quite el pie del acelerador.
  • Deje de frenar.
  • Gire el volante en la dirección del derrape.

Si no puede controlar su vehículo en una superficie resbaladiza, trate de encontrar algo para detener el derrape. Intente circular con una rueda sobre el pavimento seco o en el acotamiento del camino. Es posible que tenga que dirigir el vehículo lentamente hacia un banco de nieve o arbustos para detenerlo.

Para prevenir un derrape en superficies resbaladizas:

  • Maneje despacio y guarde más distancia del vehículo delante de usted.
  • Reduzca la velocidad cuando se aproxime a curvas e intersecciones.
  • Evite dar vuelta rápidamente.
  • Evite paradas repentinas. “Bombee” los frenos para reducir la velocidad o parar. (Los frenos antibloqueo no deben bombearse).
  • Ponga el vehículo en un cambio bajo antes de descender una cuesta empinada.
  • Evite áreas especialmente resbaladizas, tales como tramos de hielo, hojas mojadas, aceite o charcos profundos.

Si los frenos se mojan, séquelos presionando levemente el pedal del acelerador y el del freno al mismo tiempo para que el vehículo sienta la fricción de los frenos. Mantenga esta presión hasta que los frenos se sequen.

Manejar fuera del pavimento

Si sus llantas se desvían hacia el acotamiento y fuera del pavimento, agarre firmemente el volante, quite su pie del pedal del acelerador y frene con suavidad. Después de mirar que no venga tráfico detrás, regrese al pavimento dirigiendo el volante con suavidad. No salga ni dirija el volante bruscamente para corregir la dirección porque esto puede causar que usted se meta en contra del tráfico.

Derrapes por aceleración

Un derrape por aceleración generalmente sucede cuando las ruedas motrices pierden tracción en la superficie del camino. Para mantener el control de un vehículo derrapando, no frene. Gradualmente suelte el pedal del acelerador y enderece las ruedas delanteras hasta que el vehículo empiece a enderezarse por sí mismo.

Derrapes debido al bloqueo de las ruedas

Generalmente este tipo de derrape sucede cuando frena demasiado fuerte al ir a alta velocidad y bloquea las ruedas. El vehículo derrapará sin importar hacia dónde se gire el volante. Quite el pie del freno para desbloquear las ruedas. Luego, enderece las ruedas delanteras hasta que el vehículo empiece a enderezarse. Si su vehículo no está equipado con frenos antibloqueo y derrapa por bloqueo de ruedas, pise el pedal del freno gradualmente hasta alcanzar una velocidad prudente para continuar manejando. Sin embargo, si pisa el pedal del freno y se va hasta el fondo,
rápidamente bombee el pedal del freno para acumular presión. Conforme bombee el freno, ponga un cambio de marcha más bajo o cambie a neutral para reducir la velocidad. Después, trate de usar su freno de emergencia o de estacionamiento para detenerse. Gradualmente, reduzca la velocidad del vehículo hasta que alcance una velocidad prudente para continuar manejando.

Mal funcionamiento del acelerador

Si el acelerador se traba, debe:

  1. Cambiar a neutral.
  2. Presionar los frenos.
  3. Mantener su atención en el camino.
  4. Buscar una ruta alternativa lejos del tráfico o buscar una salida.
  5. Advertir a los otros conductores tocando el claxon y encendiendo las luces de emergencia.
  6. Tratar de salirse del camino de manera segura.
  7. Parar y apagar el motor.

ADVERTENCIA: Apagar el contacto del motor de arranque mientras que el vehículo esté en marcha puede bloquear el volante y perderá control del vehículo.

Función de bloqueo del volante

Nunca ponga el contacto del motor de arranque en la posición de “bloqueo” (lock) mientras que su vehículo esté en movimiento o puede bloquear el volante y perderá el control del vehículo.

página previa | contenido | siguiente página

Complementary Content