Manual del Automovilista de California - Consejos de seguridad

Consejos de seguridad

De acuerdo a la patrulla CHP si su vehículo se descompone en la autopista:

  • Sálgase hacia la orilla derecha de la autopista cuando sea seguro hacerlo. De preferencia, estacione el vehículo junto a una cabina de teléfonos si fuese posible. (Hay cabinas de teléfonos cada cuarto de milla o cada dos millas).
  • Si debe salir del vehículo, salga del lado derecho; del lado opuesto al tráfico.
  • Cuando ya haya pedido ayuda, vuelva a su vehículo por el lado derecho (del lado opuesto del tráfico) y póngase el cinturón de seguridad.
  • Quédese dentro del vehículo con el cinturón de seguridad abrochado hasta que llegue ayuda.

En ciertas circunstancias (cuando no haya suficiente espacio en la orilla de la carretera o si hubiese una valla de seguridad o un área para quedarse a una distancia segura fuera de los carriles de la autopista) salga de su vehículo y manténgase alejado del mismo. Use sus luces intermitentes de emergencia a su discreción y de acuerdo a las condiciones del tiempo. Las luces pueden ser útiles pero también podrían atraer a conductores ebrios. La patrulla de servicio a las autopistas de la patrulla CHP llamada California Highway Patrol’s Freeway Service Patrol (FSP) brinda gratuitamente servicio de emergencia en las carreteras durante las horas "pico". Si se queda varado en la autopista porque su automóvil se descompuso, el programa FSP lo ayudará así:

  • ofreciendo un galón de gasolina, si se le hubiera acabado;
  • pasando corriente a su vehículo si la batería estuviese descargada;
  • llenando su radiador y reparando las mangueras;
  • cambiando una llanta desinflada.

El programa FSP:

  • no puede remolcar su vehículo a un taller mecánico privado o a su residencia;
  • no recomienda servicio de grúas o talleres de reparaciones o de carrocería;
  • no remolca motocicletas;
  • no asiste a vehículos que hayan tenido un choque a menos que se lo pida la patrulla CHP;
  • reporta cualquier choque a la patrulla CHP.

Si la patrulla FSP no puede hacer arrancar a su vehículo, será remolcado gratuitamente a un lugar aprobado por la patrulla CHP. La patrulla FSP también le buscará asistencia adicional. La patrulla CHP notificará a un club de automovilistas o un servicio de grúa.

El programa FSP brinda servicio a las siguientes áreas:

  • Valley Division – área metropolitana de Sacramento y Tracy,
  • Golden Gate Division – área de la bahía de San Francisco,
  • Central Division – área de Fresno,
  • Southern Division – área de la cuenca de Los Ángeles,
  • Inland Division – área de Riverside,
  • Border Division – área de los condados de San Diego y Orange,
  • Coastal Division – área de Monterey y Santa Cruz.

Llame al 1-800-TELLCHP (835-5247) para saber si el programa FSP opera en su área y cómo contactarlo.

Operativos de control de tráfico

Los operativos de control de tráfico (traffic breaks) se llevan a cabo por las autoridades para:

  • reducir la velocidad o detener el tráfico para poder resolver peligros que hubieran en la carretera;
  • operativos de emergencia;
  • prevenir choques cuando haya niebla densa o tráfico congestionado fuera de lo común.

Durante un operativo de control de tráfico, el oficial enciende las luces de emergencia traseras, hace que los vehículos reduzcan la velocidad atravesando los carriles en forma de “S” o serpentina. Para ayudar al oficial en un operativo de control de tráfico:

  • Encienda las luces intermitentes de emergencia para advertir a los otros conductores si hubiera un peligro más adelante.
  • Reduzca poco a poco su velocidad. No lo haga abruptamente, a menos que sea necesario para evitar un choque. Reduzca su velocidad a la que circula el oficial manteniendo una distancia prudente de la patrulla que vaya delante suyo.
  • No intente rebasar más allá de donde vaya la patrulla. No acelere hasta que la patrulla haya apagado las luces de emergencia y las condiciones de tráfico más adelante permitan retomar la velocidad normal.

Ventanillas y espejos limpios

Mantenga limpios los parabrisas y las ventanillas laterales por dentro y por fuera. La luz del sol o de las luces delanteras sobre una ventanilla sucia hace difícil ver hacia afuera. Quite el hielo, la escarcha o el rocío de todas las ventanillas antes de manejar.

Asegúrese de poder ver y ser visto. Si maneja en la lluvia o nieve, podría tener que detenerse para limpiar el lodo o nieve del parabrisas, luces delanteras y traseras.

Ajuste del asiento y espejos

Ajuste el asiento antes de abrocharse el cinturón de seguridad. Debe sentarse a una altura adecuada para poder ver la carretera. Si usted aún no puede ver, debe usar un cojín sobre el asiento.

Ajuste el espejo retrovisor y los espejos laterales antes de empezar a manejar. Si su vehículo cuenta con un espejo de día/noche, aprenda a usarlo. El espejo ajustado en la posición opaca para manejar de noche reduce el reflejo de las luces de los autos que vienen detrás y le ayuda a ver mejor.

Qué debe hacer un conductor en una parada de policía

Reconozca la presencia del oficial encendiendo la luz direccional derecha. Activando la luz direccional le hace saber al oficial que usted reconoce su presencia. Si lo ignora, puede alarmarlo y eso se podría percibir como si usted tuviera algún motivo para no detenerse o como si no estuviera en condiciones de manejar.

Desplace su vehículo hacia la orilla derecha de la carretera. El oficial lo guiará usando la patrulla. No se dirija hacia la franja divisoria. No se pare en la franja divisoria de una autopista o en el lado opuesto de una carretera de dos carriles. Esto podría poner, tanto al conductor como al oficial, en peligro de ser atropellados por el tráfico que viene en sentido contrario.

En una autopista, hágase completamente hacia la orilla derecha aunque vaya circulando por el carril de transporte colectivo o carril para vehículos con un mínimo de dos o tres pasajeros llamado high occupancy vehicle (HOV). Pare en áreas bien iluminadas cuando sea posible. Hágase a la orilla de la carretera lo más que pueda. Cuando esté obscuro, busque lugares que tengan buena iluminación como calles o autopistas cerca de restaurantes o gasolineras.

Cuelgue su teléfono celular y apague el radio. El oficial necesita toda su atención para comunicarse con usted y acabar lo antes posible.

Permanezca en su vehículo, a menos que el oficial le pida lo contrario. Nunca salga del vehículo, a menos que el oficial se lo pida. Durante una parada de policía, las prioridades del oficial son su seguridad, la de los pasajeros y la seguridad personal del propio oficial. En la mayoría de las situaciones, el lugar más seguro para usted y sus pasajeros es adentro del vehículo. Salir de su vehículo sin que el oficial se lo haya pedido podría aumentar el riesgo de ser atropellado por otro vehículo que vaya circulando y/o el oficial pudiera sentirse más amenazado.

Mantenga sus manos y la de los pasajeros a plena vista, (por ejemplo, en el volante o sobre las piernas, etc.). Durante una parada de policía, si el oficial no puede ver las manos del conductor y la de todos los ocupantes del vehículo, pudiera sentirse más amenazado. La mayoría de los actos criminales violentos contra un oficial de policía ocurren por el uso de las manos de una persona empuñando un arma de fuego o un objeto punzante, etc. Si sus ventanillas están polarizadas, se recomienda que las baje después de haber detenido su vehículo en la orilla derecha de la carretera y antes de que el oficial llegue a su vehículo.


página previa | contenido | siguiente página