Manual del Automovilista de California - Distancias a mantener

Mantener la distancia

Enfrentar los peligros uno a la vez

Suponga que un vehículo viene en sentido contrario a su izquierda y que un niño en bicicleta va a su derecha; en vez de manejar entre el vehículo y el niño, enfrente los peligros uno a la vez. Primero, reduzca la velocidad y deje pasar el vehículo. Entonces, hágase a la izquierda para dejar suficiente espacio para rebasar al niño.

Circular por el medio

A veces habrá peligro en ambos lados de la carretera al mismo tiempo. Por ejemplo, puede haber autos estacionados a la derecha y autos viniendo en sentido contrario a la izquierda. En este caso, lo mejor que se puede hacer es “circular por el medio”. Maniobre por el medio manejando entre los vehículos que vienen en sentido contrario y los que estén estacionados.

Si un peligro es mayor que el otro, conceda más espacio a la situación más peligrosa. Suponga que vienen vehículos del lado izquierdo en sentido contrario y que viene un niño en bicicleta del lado derecho. Es más probable que el niño haga un movimiento repentino. Por lo tanto, reduzca la velocidad y cuando sea seguro, use la parte izquierda de su carril lo más que pueda hasta que rebase al niño.

Personas que son un peligro para otros conductores

Aumente la distancia de seguimiento y deje un espacio de seguridad mayor cuando haya conductores que pudieran ser potencialmente peligrosos. Estas personas son:

  • conductores que no lo puedan ver debido a que su visión está obstruida por edificios, árboles u otros autos;
  • conductores que salgan en reversa desde entradas particulares o espacios de estacionamiento;
  • conductores que lo rebasen en curvas o cuando vengan vehículos en sentido contrario;
  • conductores que se vean obligados a entrar en su carril para evitar un vehículo, peatón, ciclista, obstáculo o porque hay menos carriles adelante;
  • peatones con paraguas o sombreros cubriéndoles la cara;
  • personas distraídas, tales como:
    • personal de reparto,
    • obreros de la construcción,
    • peatones distraídos, tales como los que van hablando por teléfono o enviando mensajes de texto,
    • niños que a veces corren a la calle sin mirar,
    • conductores que estén hablando por teléfono celular o a sus pasajeros;
    • conductores que estén atendiendo a los niños, comiendo o mirando mapas mientras manejan;
  • personas desorientadas, tales como:
    • turistas, muchas veces en intersecciones complicadas,
    • conductores que estén buscando la dirección de una casa o que reduzcan la velocidad sin ninguna razón aparente.

página previa | contenido | siguiente página