Manual del Automovilista de California - OBSERVACIÓN VISUAL

Observar a su alrededor

Observando a su alrededor (mirando y prestando atención) incluye mantener una distancia segura alrededor de su vehículo. Cuando otro conductor comete un error usted necesitará tiempo para reaccionar. Dése tiempo manteniendo un “espacio de seguridad” alrededor de su vehículo. Tal espacio de seguridad le dará tiempo para frenar o maniobrar si llegara a necesitar más espacio.

Saber lo que hay más adelante

PPara evitar maniobras repentinas observe la carretera a su alrededor l0 a l5 segundos más allá de su vehículo para ver los peligros con anticipación. Es peligroso mirar la carretera solamente delante de su vehículo de manera fija y constante. A medida que observe hacia adelante, esté alerta de los vehículos que circulen a su alrededor.

¿Hacia dónde se dirige el vehículo verde?
Looking ahead through windshield.

Use los espejos. Deje suficiente espacio entre usted y el vehículo de adelante para darse a sí mismo una “vía de escape”. Los errores causan choques. En la ciudad, 10 a 15 segundos es casi una cuadra. En la carretera, 10 a 15 segundos es casi un cuarto de milla.

Observe todo el panorama – si solamente mira el centro de la carretera, no sabrá lo que está pasando a los lados de la carretera y detrás suyo. Observar a su alrededor le ayuda a ver:

  • carros, motocicletas, ciclistas y gente que pudieran andar por la carretera antes de alcanzarlos,
  • señales de advertencia sobre problemas más adelante,
  • señales que le dan indicaciones.

Las áreas sombreadas muestran los ángulos muretos de los vehículos.
Diagram showing passenger vehicle driver's blind spots.

Antes de cambiar de carril mire por el espejo retrovisor para ver si vienen aproximándose vehículos y también mire sobre su hombro para revisar los “ángulos muertos”. Los “ángulos muertos” pueden ocultar a un motociclista, vehículo o ciclista. Observe situaciones que estén por suceder tales como una pelota que pudiera rodar hacia la calle o una puerta de un vehículo que se estuviera abriendo.

Esté alerta a los peligros –mire más allá del vehículo que va delante de usted. No se acostumbre a “mirar fijamente”. Siga observando a su alrededor. Revise sus espejos retrovisores cada dos a cinco segundos para que pueda ver la ubicación de los vehículos cercanos.

En la autopista, esté preparado para cambios en las condiciones de tránsito. Observe las señales de los otros conductores. Esté alerta a los vehículos que van incorporándose al tráfico en las rampas y pasos a desnivel. Prepárese para cambios rápidos en las condiciones de la carretera y circulación de tráfico. Sepa cuáles carriles están desocupados para usarlos si fuese necesario.

¡No siga demasiado cerca a otros vehículos! (tailgate) Muchos conductores siguen a otros demasiado cerca y no pueden ver tan lejos como debieran porque siguen muy de cerca y el vehículo de adelante les obstruye el panorama.

Cuanto más espacio deje entre su vehículo y el de adelante, más tiempo tendrá para ver si hubiera algún peligro y detenerse o evitarlo.

La mayoría de los choques por detrás son causados por seguir demasiado cerca. Para evitar esto, use la “regla de tres segundos”: cuando el vehículo de adelante pase cierto punto de referencia, tal como una señal, cuente “mil uno, mil dos, mil tres”. Contar de esta manera toma aproximadamente unos tres segundos. Si usted pasa este mismo punto de referencia antes de terminar de contar, se dará cuenta que va siguiendo demasiado cerca.

Se debe dejar un espacio de seguridad de cuatro segundos o más:

  • cuando alguien lo esté siguiendo muy de cerca; deje más espacio adelante; no frene de repente; reduzca su velocidad gradualmente o cambie de carril para prevenir que ¡lo choque! el vehículo que viene siguiéndolo muy de cerca;
  • cuando maneje en carreteras resbaladizas;
  • cuando maneje detrás de motocicletas en carreteras mojadas o heladas, en superficies metálicas (por ejemplo: rejillas de puentes, vías de tren etc.) y sobre la grava; los motociclistas se pueden caer más fácilmente en estas superficies;
  • cuando el conductor detrás de usted quiera rebasar; deje espacio delante de su vehículo para que el otro conductor tenga espacio para entrar delante suyo;
  • cuando lleve un remolque o carga pesada; el exceso de peso hace que sea más difícil parar;
  • cuando maneje detrás de vehículos grandes que le obstruyan la visión hacia adelante; el espacio adicional le permite ver alrededor del vehículo;
  • cuando vea un autobús, autobús escolar o un vehículo que tenga un cartel de advertencia en un cruce de ferrocarril; tales vehículos deben parar en dichos cruces, por lo tanto, reduzca su velocidad con anticipación para dejar suficiente espacio;
  • cuando se incorpore al tráfico de la autopista.

Si va siguiendo a un vehículo demasiado de cerca y otro conductor “le corta el paso” simplemente quite el pie del acelerador. Esto le dará espacio entre su vehículo y el otro sin tener que frenar rápidamente o tener que desviarse hacia otro carril.

Saber lo que hay a los lados

Cada vez que llegue a un lugar donde la gente pueda atravesarse o meterse en su camino o bien una hilera de autos se incorpore a otra, debe mirar hacia el lado izquierdo y derecho de su vehículo para asegurarse que no venga nadie. Siempre mire hacia cada lado de su vehículo en las intersecciones, cruces de peatones y de ferrocarril.

En las intersecciones:

  • Mire en ambas direcciones aunque el resto del tráfico tenga el semáforo en rojo o una señal de alto;
    • mire hacia la izquierda primero, ya que los vehículos que vienen de la izquierda están más cerca suyo que los vehículos que vienen de la derecha,
    • mire hacia la derecha,
    • mire una vez más hacia la izquierda, por si acaso hubiese un vehículo o un peatón que no haya visto la primera vez.
  • No se atenga a los semáforos de tráfico. Algunos conductores no los obedecen, así que antes de entrar en una intersección mire hacia la izquierda, derecha y hacia delante por donde viene aproximándose el tráfico.

Para conservar un espacio de seguridad en ambos lados de su vehículo:

  • No se quede en el “ángulo muerto” del vehículo del otro conductor. Es posible que el otro conductor no haya visto su vehículo y pudiera cambiar de carril y chocarlo.
  • Evite manejar al lado de otros vehículos en calles de carriles múltiples ya sea con o sin tráfico en la dirección opuesta. Otro conductor pudiera forzarse en su carril o cambiar de carril sin mirar y chocarlo. Adelántese o quédese atrás del otro vehículo.
  • Si es posible y cuando sea seguro hacerlo, deje espacio para los vehículos que estén entrando a la autopista aunque usted tenga la preferencia de paso.
  • En las salidas de autopistas, no maneje al lado de otros vehículos. Un conductor pudiera decidir salirse repentinamente o volver a entrar a la autopista.
  • Mantenga espacio entre su vehículo y los vehículos estacionados. Alguna persona podría salir de entre dos vehículos, una puerta podría abrirse o un vehículo podría salir de repente.
  • Tenga cuidado al manejar cerca de motociclistas o ciclistas. Siempre deje suficiente espacio entre su vehículo y cualquier motociclista o ciclista.

Saber lo que hay detrás

Es muy importante fijarse en lo que hay detrás antes de:

  • cambiar de carril; mire sobre su hombro para asegurarse que usted no le está cortando el paso a los otros vehículos que estén circulando en el carril al que usted quiere entrar;
  • reducir la velocidad; dé un vistazo rápido a los espejos; también debe revisar los espejos cuando se esté preparando para dar vuelta en una calle lateral o entrada particular y cuando esté parando o entrando a un estacionamiento;
  • manejar cuesta abajo en cuestas largas o empinadas; fíjese si vienen vehículos grandes porque éstos pueden adquirir velocidad rápidamente;
  • retroceder; esto es siempre peligroso porque es difícil ver lo que hay detrás de su vehículo; al retroceder o salir de un estacionamiento:
    • revise delante y detrás del vehículo antes de subirse;
    • sepa dónde están sus niños; asegúrese que estén lejos de su vehículo y a plena vista antes de empezar a circular;
    • si hay otros niños alrededor, asegúrese de poder verlos antes de dar marcha atrás;
    • no dependa solo de sus espejos o únicamente mirando por una ventanilla lateral;
    • dése vuelta y mire por encima de su hombro derecho e izquierdo antes de empezar a retroceder; como medida de seguridad, también mire de nuevo por encima de su hombro derecho e izquierdo mientras esté retrocediendo;
    • retroceda despacio para evitar choques..

Revise con frecuencia el tráfico detrás suyo para saber si algún vehículo lo está siguiendo muy de cerca. Si fuese así, ¡tenga cuidado! Frene lentamente antes de parar. Pise levemente varias veces el pedal de freno para advertirle al que lo está siguiendo muy de cerca que usted va a reducir su velocidad.

“Sáquese de encima” al que lo está siguiendo muy de cerca lo más pronto posible. Cambie de carril y permita que dicho vehículo lo rebase o reduzca su velocidad para dejar suficiente “espacio de seguridad” entre usted y el vehículo de adelante. Si esto no da resultado, sálgase de la carretera cuando sea seguro hacerlo y deje pasar al vehículo que lo está siguiendo muy de cerca.

¿Qué tan rápido puede parar?

Si hubiera algo en su camino, necesitaría verlo a tiempo para poder parar. Suponiendo que el vehículo tuviera buenas llantas, frenos en buenas condiciones y que el pavimento estuviera seco:

  • a 55 millas por hora, se necesitan más o menos 400 pies para reaccionar y parar completamente al vehículo;
  • a 35 millas por hora, se necesitan más o menos 210 pies para reaccionar y parar completamente al vehículo.
Ajuste su velocidad a las condiciones del tiempo y de la carretera. (Vea “Ley de velocidad básica” en la sección de “Límites de velocidad” en la página 30). Encienda las luces durante el día si es difícil ver o si no puede ver al menos 1,000 pies hacia adelante.


página previa | contenido | siguiente página