Visor de contenido web

Acciones
Cargando...

Manual del automovilista - Alcohol y drogas

Alcohol/drogas y manejar es peligroso

El alcohol y/o drogas deterioran su buen juicio. El juicio o sentido común deteriorado afecta cómo reacciona a los sonidos y a lo que ve. También es peligroso caminar entre el tráfico o andar en bicicleta cuando se está bajo los efectos del alcohol o drogas.

Mucho de lo que se ha dicho sobre el alcohol también concierne a las drogas. La ley de California sobre manejar en estado de ebriedad también es una ley sobre manejar bajo los efectos de las drogas. Se refiere a “manejar bajo los efectos de alcohol y/o drogas”. Si un oficial sospecha que usted está bajo los efectos de drogas, puede pedirle legalmente que se haga un análisis de sangre u orina. Los conductores que se nieguen a tomar estos exámenes están sujetos a suspensiones y revocaciones más prolongadas de la licencia de manejar.

Es contra la ley el uso de cualquier droga (la ley no distingue entre medicamentos recetados, sin receta o drogas ilegales) que deteriore su capacidad para manejar de manera segura. Consulte a su médico o farmacéutico y lea las advertencias de las etiquetas si no está seguro si los medicamentos afectarán su manejo. Los siguientes son hechos comprobados:

  • La mayoría de los medicamentos que se toman para resfriados, fiebre del heno, alergias o para calmar los nervios o relajar los músculos pueden producir sueño.
  • Es peligroso mezclar medicamentos o tomarlos con alcohol. Muchos medicamentos tienen efectos secundarios inesperados cuando se toman con alcohol.
  • Las pastillas estimulantes y dietéticas pueden causar que un conductor esté más alerta por un corto periodo de tiempo. Sin embargo, después pueden causar nervios, mareos o falta de concentración en una persona. También pueden afectar la vista.

No debe tomar medicamentos que indiquen que “pueden causar sueño o mareo”. Asegúrese de leer las indicaciones y saber los efectos que provoca cualquier medicamento que tome.

Consumir o llevar alcohol o productos derivados de marihuana en un vehículo

La ley es muy estricta con respecto al consumo o posesión de alcohol o productos derivados de marihuana en un vehículo, ya sea que el vehículo esté o no en la carretera. Es contra la ley tomar cualquier cantidad de alcohol o fumar o ingerir cualquier producto derivado de marihuana mientras maneja o es pasajero en un vehículo motorizado. Un envase de alcohol que se lleve dentro de un vehículo debe estar lleno, sellado y sin abrir; sin embargo, esta ley no concierne a ningún pasajero que no sea el conductor de un autobús, taxi, caseta o casa rodante. Un envase abierto de alcohol debe guardarse en la cajuela del vehículo o en un lugar donde no se sienten pasajeros. Es específicamente contra la ley llevar un envase abierto de bebidas alcohólicas en la guantera. Además, la ley prohíbe la posesión de un contenedor abierto de marihuana o un producto derivado de marihuana mientras se maneja un vehículo motorizado.

Conductores menores de 21 años (posesión de alcohol)

Si usted es menor de 21 años:

  • No puede llevar licor, cerveza o vino dentro de su vehículo, a menos que vaya acompañado por uno de sus padres u otra persona como lo especifica la ley y el envase debe estar lleno, sellado y sin abrir.
  • Si lo sorprenden con una bebida alcohólica en su vehículo, puede que su vehículo sea confiscado hasta por 30 días. La corte puede multarlo hasta por $1,000 y suspender, ya sea su privilegio de manejar por un año o requerirle al DMV que demore la emisión de su primera licencia de manejar por hasta un año, si es que todavía no la ha tramitado.
  • Su privilegio de manejar será revocado por un año, si es condenado por manejar con una concentración de alcohol en la sangre (BAC) de 0.01% o más o por manejar bajo los efectos del alcohol y/o drogas (DUI). Por el primer delito, se le requerirá que complete la parte educativa de un programa DUI autorizado. Quizá se requiera un programa DUI más prolongado por un delito subsiguiente y no se le dará una licencia de manejar restringida para asistir al programa.
Excepción: Puede transportar bebidas alcohólicas en envases cerrados mientras trabaje para alguien que tenga licencia para vender bebidas alcohólicas para consumir fuera del establecimiento.

 Conductores de todas las edades

Es contra la ley manejar después de consumir alcohol en cantidades excesivas en cualquiera de sus formas (incluso medicamentos como jarabe para la tos) o tomar cualquier droga (incluso medicamentos recetados) o consumir cualquier combinación de alcohol y/o drogas que deterioren su capacidad para manejar.

 Límites de concentración de alcohol en la sangre (BAC)

Es contra la ley que cualquier persona opere un vehículo motorizado con una concentración de alcohol en la sangre (BAC) de:

  • 0.08% o más, si la persona tiene 21 años o más.
  • 0.01% o más, si la persona es menor de 21 años.
  • 0.01% o más, a cualquier edad si la persona está en período de prueba por manejar bajo los efectos del alcohol y/o drogas (DUI).
  • 0.04% o más, en cualquier vehículo que exija la licencia de manejar comercial, ya sea que la licencia de manejar comercial haya sido o no expedida al conductor.

El DMV puede tomar una acción administrativa en contra de su privilegio de manejar después que sea detenido o arrestado por manejar bajo los efectos del alcohol y/o drogas (DUI). La corte puede tomar otra acción por el mismo delito. La acción del DMV se relaciona solamente a su privilegio de manejar. La acción de la corte puede incluir una multa, encarcelamiento, demorar la emisión de la licencia de manejar y completar un programa DUI.

Cuando la corte le notifica al DMV sobre una condena por manejar bajo los efectos (DUI), el DMV tomará una acción adicional para suspender o revocar su privilegio de manejar.

Provisiones similares se aplican cuando opera cualquier embarcación, tabla acuática, esquí acuático, moto acuática o aparatos similares según el código de puertos y navegación (California Harbors and Navigation Code). Estas condenas se anotan en su expediente de conductor y la corte las usará para determinar cuántas son las “condenas previas” con el fin de dictar sentencias relacionadas a manejar vehículos motorizados bajo los efectos del alcohol y/o drogas (DUI). Estas condenas también se usan para determinar la duración de una acción de suspensión o revocación o para los requisitos de restitución debido a una infracción cometida mientras manejaba un vehículo motorizado.

 

página previa | contenido | siguiente página

 

 
Complementary Content